TERAPIA INTENSIVA.

Y tu mente divaga sobre si debiste o no…
Y te lleva sin rumbo, como nave sin timón…
Y volás sin alas, y recorrés mil rumbos y buscás respuestas que vos mismo escondés.
Como ave de paso, como agonía eterna, así son tus días.
De fiel retorno día a día a tu terapia intensiva…
La terapia de la mente que se pregunta y se contesta teniendo miles de respuestas!!!!
El alma no importa, esta bien guardada, ella no sube al viaje, no es necesario.
Ella no se permitió ver el sol ni asomar a contemplar la luna…
Ella no quiso ser una romántica más…
Y tu mente divaga sobre si debiste o no…
Y te deja en el retorno a tu propia “terapia intensiva”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *