Misery

Allí estaban, en el sur del país completamente alejados de lo que llamaban hogar, nada mejor y nada peor de igual manera. Es extraño como uno extraña, necesita o se refugia en su rincón seguro.[…]

La verdad más abstracta

Caminando por la calle viendo la gente pasar. Caían por delante para mirar atrás, daban vueltas sobre su cabeza, con la lengua fuera y sin respirar. Todos pasan y pocos se quedan, casi todos se[…]

TERAPIA INTENSIVA.

Y tu mente divaga sobre si debiste o no… Y te lleva sin rumbo, como nave sin timón… Y volás sin alas, y recorrés mil rumbos y buscás respuestas que vos mismo escondés. Como ave[…]

Subjetividad

Tal como la capacidad de discrepancia y la de raciocinio, es una característica ineludible de todo ser humano. Con frecuencia solemos creernos libres de ella, pero es esto completamente imposible. Casi en la mayoría de[…]

Sueños…

Me caían encima como gotas de rocío justo cuando debía estar despierta y no soñando… Justo en el momento tímido del humor robado… y la noche me agarró sin luna y yo contemplando, como el[…]

TE FUISTE…

Justo cuando golpeabas la puerta , cuando abriste el cofre y caminaban arañas… Entre sus telas pasabas mis días sin sol, podía decir que la oscuridad era mi mejor amiga. Pero golpeaste y mi mente se nubló[…]

Irrealidades

Parece que la irrealidad golpea la puerta cuando crees que lo real es aquello que mejor te sucede… Y empezás a ver los colores desde arriba sobre una nube y los pies que están bien[…]

Y podría …

Y podría decirte… Y sin embargo no digo nada… Y es que siento que se ha secado el mar de palabras, ese en el que tantas veces nadé para encontrarte… Y podría escribirte y tal[…]

Hacia tí me encamino…

El destino inexorable que a todos ha de llegarnos… Mi última morada, lejos de los ruidos y cerca de la nada… Me estoy preparando mi mejor vestido, he buscado las mejores telas para adornar mi[…]

Sensaciones…

Intensas, incontrolables, que te paralizan el alma y te dejan sin aliento… Esas que te vienen sin quererlas, sin pedirlas… son como brisa a veces y otra como huracanes. Querer que la mente deje de[…]